CONSEJOS PARA HACER LA MALETA PERFECTA

Trucos que harán que ahorres tiempo y espacio.

¿Cuándo tienes que hacer la maleta te echas a temblar?

Por fin llega el puente, el momento más deseado por todos ya que disponemos de unos días de relax para irnos de viaje.

Sea cual sea el destino, la maleta se convierte muchas veces en un  quebradero de cabeza, para evitar esta situación solo necesitas saber una serie de consejos que harán que ahorres tiempo y espacio.

Lo primero que hay que tener claro es el destino al que vamos, durante cuanto tiempo, el clima y cuáles son las actividades que vamos a realizar.

Una vez que tenemos claro cuál es el destino conviene elaborar una lista con la ropa y artículos imprescindibles que se vayan a necesitar, es la opción más cómoda y útil para asegurarse que no se olvida nada imprescindible.

Antes de empezar a meter las cosas en la maleta, es aconsejable poner todas las cosas bien dobladas sobre la cama asi podemos hacernos una idea del espacio que va a ocupar todo y organizar el orden de las cosas previamente.

 

pijama lohe

Con estas ideas una vez que abras la maleta ten en cuenta los siguientes consejos:

– Colocar primero las prendas que más pesen (como vaqueros y zapatos) en la parte inferior y dejar las más delicadas para el final (como vestidos o camisas) para que no se arrugen.

Los vaqueros, las camisetas de algodón y los jerséis de punto es mejor que vayan enrollados de esta forma ocupan menos espacio.

– Si finalmente las prendas delicadas se arrugan aprovecha cuando te des una ducha para colgarlas en una percha y meterlas dentro del cuarto del baño. Con el vapor quedarán más lisas.

 El pijama es una prenda fácil de olvidar y sin embargo se echa mucho de menos cuando estamos fuera de casa.

Los zapatos deben ir en bolsas individuales y bien encajados para que ocupen menos espacio y no manchen la ropa.

Los cinturones enrollados ocuparan más espacio, así que colócalos estirados de manera que sigan la forma de la maleta.

El neceser es importante que viaje bien cerrado, envuelto en una bolsa de plástico o con cada producto precintado individualmente para evitar que los líquidos se salgan.

En cualquier caso, las vacaciones son para disfrutarlas y no debemos agobiarnos si se nos olvida algo. ¡Ahora solo queda abrir la maleta y ponernos manos a la obra! y sobretodo ¡Disfrutar del viaje!.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *