LOS VESTIDOS Y SUS SIGNIFICADOS A LO LARGO DE LA HISTORIA

 Aunque el vestido se relaciona actualmente con la figura femenina, no ha sido así siempre.

Un vestido se compone de una falda y un cuerpo de la misma pieza y tela.  Al principio de los tiempos los vestidos se usaban como obligación para protegerse del clima. Con lo cual pasaron a convertirse en a una necesidad vital.

A través del vestido podemos ver la evolución de la cultura, la riqueza y el desarrollo de las civilizaciones. Nos da una visión de la adaptación de las civilizaciones al medio en el que vivían.

Para ver su evolución, os haremos un desarrollo a lo largo de la historia y las civilizaciones.

En el Antiguo Egipto usaron el vestido-túnica de lino, común a los dos sexos. La prenda característica de las mujeres fue el kalasiris. El cual se formaba con un rectángulo de tela ajustado al cuerpo, que terminaba debajo del pecho y sujeto con tirantes. En algunas ocasiones de ponían una capa corta sobre los hombros que acompañaban con un collar adornado con piedras preciosas. En cuanto a la indumentaria masculina, el shenti era el traje por excelencia. Era una simple túnica ajustada al cuerpo, en ocasiones podía acompañarla unas placas doradas y collares pectorales, dependiendo del estatus del hombre.

egyptian

 Aquí podemos ver la indumentaria del antiguo imperio (si quieres saber mas de la vestimenta Egipcia)

En Grecia usaban el chitón para mujeres y hombres. Era una túnica que ese sujetaba en los hombros mediante unos broches y alfileres. Sobre esta se ponían una túnica llamada  himation.

Los jinetes jóvenes usaban un manto corto llamado clámide.  Mientras que las mujeres mas jóvenes usaban una  túnica denominada peplosque. Era un rectángulo de tela de lana o de lino.Después los romanos adoptarían a su vestimenta la prenda mas usada, la toga. Su colocación era tan difícil que hacía imposible poder realizar cualquier trabajo físico. Con esto podemos deducir que era una prenda dedicada para las clases altas. Por ejemplo el Emperador en era el único que podía llevarla de color purpura. Los ciudadanos con mas clase social blanca y los ciudadanos que desarrollaban trabajos humildes usaban colores oscuros.

En la época medieval, varios pueblos; teutones, godos, hunos, galos, lombardos… invadieron el Imperio Romano.

Los hombres de los pueblos normalmente llevaban túnicas de lino con mangas en los bordes ponían piel, se les denominaba gonelle. Mientras que las mujeres llevaban una túnica larga de tirantes decorada con adornos bordados, la estola.

La vestimenta empieza a diferenciar entre sexos.

A mitad del siglo VIII  hasta mitad del siglo IX el aumento de lujo se vio en toda Europa. Por ejemplo el Emperador Carlomagno usaba trajes lujosos confeccionados con ricos tejidos de seda importados del Próximo Oriente. Las Cruzadas también acercaron a Europa influencia oriental al vestido. Las mujeres de Europa occidental usaron el velo musulmán,  cubrían con el sus cuellos y parte del escote, era de lino o seda blanca.
Los calzones de los hombres llegaban hasta los tobillos, sujetados con una cuerda cosida en el borde superior. Los nobles los llevaban ajustados y las clases bajas holgados. Las calzas, , dieron el origen a las medias y los pantalones.

En el siglo XII aparece una túnica nueva en la vestimenta de la mujer, se ajusta al cuerpo hasta las caderas, entonces las faldas caen con pliegues hasta los pies.En esta época, comenzó a tomar auge la burguesía, los gremios se empezaron vestir com si llevasen un uniforma, para distinguirse de los demás. El “Libro de los Oficios” menciona a unos oficios que se dedicaban a la indumentaria: sastres, modistas, sombrereros, zapateros…

A mediados del siglo XIV la evolución de la vestimenta asentara las bases del vestir actual. Las clases altas empiezan a usar trozos de tela cortados cortadas, unidas mediante botones y lazos. Los vestidos ya empiezan a tomar un carácter que se dedica mas a la mujer, es también ceñido y largo con una cola ondeante. Los escotes pronunciados que destacan el pecho. Los cinturones son anchos  permiten separar el corpiño de la voluminosa falda. Se empiezan a adornar   los bordes de las capas y de las mangas. La ropa empieza a tomar interés por las fiestas, la fantasía y los espectáculos, usando así ropa dedicada para eso como los vestidos de fiesta.

 El Renacimiento, hace que cambie todo.

Con el Renacimiento aparece un nuevo ideal de conocimientos. El entusiasmo por el progreso y el culto hacia la persona se traducen en un fuerte individualismo, lo que tendrá una clara repercusión en el traje, considerado también un distintivo de las personas.
Elisabeth-of-FranceLas hopalandas, los vestidos largos que tiene amplias mangas, se hacen ahora mucho más lujosas con puños y cuellos de piel.

A mediados del siglo XV nace en España la moda del verdugado, consistía en unos aros de mimbre en disminución, lo que ahuecaba las faldas en forma de cono. Era una prenda para mujeres de alta sociedad, ya que dificultaba mucho la libertad de movimientos.

A principios del siglo XVI  desaparecen los escotes y aparecen las lechuguillas, cuellos y puños de camisa almidonados y rizados. Al principio se adornaban con puntillas y terminaron siendo todos ellos de encaje.

 

Lega el siglo XVIII, las lechuguillas son sustituidas por el “cuello caído”.Mientras que los trajes femeninos eliminan el verdugado y estarán formados por el cuerpo. Con un escote adornado con encajes y cintas, las enaguas y el vestido.

Tras la muerte de Luis XIV en 1715, los trajes femeninos se volvieron más sueltos y vaporosos, aunque la anchura de la falda creció hacia los lados mediante el uso de “ballenas” o varillas de mimbre.

La Revolución Francesa, da lugar a una liberación en muchos ambitos, uno de ellos la vestimenta

La Revolución Francesa supuso un gran cambio en la indumentaria. Se tiende a plasmar la antigüedad clásica en el vestuario, acabando con las prendas que impedían los movimientos y se impone una nueva naturalidad.

El vestido “clave” es el “vestido camisa”, que presenta el talle a la altura del pecho y está confeccionado en telas ligeras como algodón, batista o muselina y generalmente es de color blanco.Durante la llamada “Belle Époque” finles del siglo XVIII, la cual se caracterizaba por la riqueza, ostentación y extravagancia, los vestidos almidonados y con crinolina, marcaban el código de vestir.

Esto, obligó a crear algo más cómodo pero dentro de la misma idea de la mujer pomposa, similar a una muñeca de porcelana.

A comienzos del XIX comenzó la tendencia de la “Chica Gibson”,el cual era un personaje de caricatura. Representaba el modelo femenino de esa época y que se llegó a transformar en un patrón de vida. Las características de la “chica Gibson” eran que debían ser de pecho erguido y caderas anchas, además sumisas y obedientes.

Las mujeres quieren romper su opresión

Posteriormente, la nueva imagen era de una mujer trabajadora y eficiente. Luchaba por el derecho a voto y que se involucraba en los asuntos que eran privilegio del poder masculino. Fue entonces cuando salió a la luz el “traje sastre”. En la actualidad podemos encontrar muchos tipos de vestidos. Dependiendo de su finalidad: por ejemplo podemos encontrar vestidos para bodas, vestidos para comuniones, vestidos de fiesta, adaptándose a momento concretos . Hay vestidos para bodas de día o bodas de noche, los cuales varían el corte para adaptarse al protocolo. Vestidos de fiesta, vestidos de verano… En Lohe podrás encontrar una amplia oferta de vestidos veraniegos. Con manga corta, tirantes, con complementos… Estate atento porque el verano esta a la vuelta de la esquina . Con el traemos nuestra nueva Colección de Verano 2019.

LOHE_011

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *